¿Y si tu hijo tuviera una asignatura para aprender a ser feliz? Los estudiantes de India ya cuentan con eso

0
412

Que tu hijo aprenda en la escuela las operaciones básicas de la matemática, las capitales de los principales países del mundo y las partes de una célula es lo que se espera. Si además de eso comprende la diferencia entre algunos géneros literarios, pues mejor todavía. Pero, ¿y qué tal si adicional a todo eso también tiene una asignatura para aprender a ser feliz?

Pues esto ya es una realidad en los colegios de Nueva Delhi, la capital nacional de India. Unos 800,000 alumnos de la escuela primaria, desde la guardería hasta octavo curso (13 años), participarán de esta iniciativa presentada por el Departamento de Educación de Nueva Delhi, según un reporte de prensa de la agencia noticiosa EFE. El objetivo es aumentar el nivel de felicidad de estos menores.

La nueva materia escolar no tendrá exámenes escritos ni notas finales. En vez,  incorporará al día a día escolar 45 minutos de juegos, conversaciones reflexivas, meditación y debates grupales en torno al concepto de la felicidad.

El curso, desarrollado por el Dalai Lama, líder espiritual de los tibetanos, lleva por nombre el “currículum de la felicidad” y está diseñado para que los jóvenes estudiantes desarrollen capacidades como la empatía o la conciencia en uno mismo.

Durante el acto de presentación, celebrado la pasada semana, el dalai lama destacó la importancia de que los jóvenes sean compasivos y que los profesores sirvan para algo más que decir “usa este libro o ese otro”. Además, identificó a la India como el único país que puede mezclar la educación moderna con el conocimiento antiguo, y así servir de ejemplo al resto del planeta para poder “resolver las emociones destructivas del mundo”.

“Lo que necesitamos hoy en el mundo es una educación en valores no basada en la religión, sino en el sentido común y el conocimiento científico”, apuntó el dalai lama.

Agrega el reporte de prensa que detrás de todo existe la preocupación de que los niveles de bienestar entre los estudiantes decrecen mientras el estrés, la ansiedad o la depresión aumentan, señaló en Twitter el ministro regional Manish Sisodia.

“Los niños felices aprenden más rápido, piensan de forma más creativa, suelen ser más fuertes al enfrentarse al fracaso…tienen relaciones más sólidas y hacen amigos fácilmente”, agregó Sisodia.

Las Naciones Unidas elaboran anualmente el Informe Mundial de la Felicidad y en el reporte correspondiente al 2018 la India ocupó el puesto 133 de 156, o sea, casi al final de la lista, perdiendo once posiciones con respecto al año anterior.

 

Deja tu comentario