Que no sobre nada

0
364

 

Llega la hora de aprovechar en tu cocina gran parte de lo que hasta ahora desechas. Una nueva tendencia culinaria gana cada vez más popularidad en varios países donde los chefs y expertos en la materia promueven las bondades de lo que se conoce en inglés como trash cooking.

Quizás, de repente, el término te suena a comida chatarra, esos alimentos que poco aportan a nuestro bienestar por su alto contenido de grasas y preservativos. Pero nada que ver con eso. La corriente del trash cooking lo que quiere es enseñarnos a recuperar las costumbres de nuestros antepasados en la cocina y obtener el mayor rendimiento posible de nuestros alimentos.

La revista especializada directo al paladar define este concepto como la técnica en donde se emplean las sobras de comida o se cocina con los residuos que habitualmente quedan en la cocina. Es decir, cocina de aprovechamiento. La idea es inventar nuevas recetas con lo que ha sobrado del dia anterior y aprovechar las partes que por lo general terminan en el canasto de la basura.

“Se trata de utilizar las sobras de cualquier preparación o comida que quede después de su uso, o incluso después de consumirlo como tal. Es básicamente aprovechar cualquier sobrante, tallo, hoja o cáscara para crear nuevas recetas y no tener que tirar nada de lo que se pueda consumir”, explica la nutricionista Victoria Lozada en declaraciones a la revista Cosmopolitan.

“Tiramos al menos un tercio de toda la comida que se produce en un año. Y de eso, solamente sería necesario un cuarto para alimentar al mundo entero”, agrega.

soup-leek-potato

¿Cómo puedes adoptar esta técnica en tu cocina?

La nutricionista ofreció varias sugerencias a dicha revista y te presentamos un resumen:

  • Usa los tallos y las hojas para preparar sopas o caldos
  • El café molido que te sobra sirve para hacer galletas o una mascarilla hidratante
  • Las pieles de las frutas pueden ser usadas para confeccionar algunos postres o infusiones
  • El pan que te sobra, si lo rayas, es ideal para empanar o espesar alguna salsa
  • Los guineos o peras a punto de caducar pueden ser triturados para preparar helado

En la página digital de consultas que presenta Healthcare hay más ideas:

  • Las cáscaras de cítricos, como el limón o la naranja, pueden lavarse y usarse  para caramelizar el azúcar o el aceite de oliva. Además, puedes usarlos para darle sabor a los bizcochos caseros.
  • El centro de la piña se puede hervir para que que quede blando y jugoso. Luego, agrégalo en rodajas a ensaladas y pastas.
  • Los restos de carne que quedan adheridos al hueso se pueden retirar para usarlos en croquetas o rellenar canelones.Atrévete a innovar en la cocina. Podrás así reducir el nivel de desechos que llegan a la basura y se ampliarán las posibilidades de todos los platos y recetas que puedes preparar. Aprovecha cada sobrante, usa tu creatividad, y podrás sorprender a muchos con tus nuevas destrezas como chef.

 

Deja tu comentario