Pollo asado muy a lo peruano, pero en un rincón de San Antonio

0
924

Brasa es, por definición, un trozo de carbón o leña que arde sin la presencia de llamas. Entonces, cocinar a la brasa es, quizá, la forma más antigua que descubrió el ser humano para preparar alimentos, pues solo había que colocarlos sobre las brasas. Cuando las llamas desaparecen, quedan las brasas que forman un lecho incandescente sobre el cual puede cocerse cualquier tipo de alimento. Durante su cocción, este se impregna de un delicado y distintivo aroma de humo, adquiriendo un sabor muy característico. charcoal-1371304_1920

Esta antigua técnica culinaria es muy propia del Perú, donde generalmente existen tres tipos de lugares para comer: los que se dedican a servir ceviche (pescados o mariscos cocinados con jugos cítricos), otros que se especializan en pollo y los restaurantes que cuentan con un menú combinado. Y dentro de estos tres estilos, los comensales de San Antonio pueden visitar un establecimiento de la segunda categoría antes mencionada: Brasa Chicken Peruvian Rotisserie.

920x920Hace casi dos años que Blanco Road, a la altura de la ubicación número 8523, se impregna a diario del aroma que produce la combinación de especias y condimentos que, mezclados en un adobo, son aplicados al pollo durante cinco horas, antes de llegar a la mesa. Su proceso de cocción se logra usando carbón de madera, nunca gas.

“La idea original siempre fue un restaurante especializado en pollo a la brasa, que el público puede acompañar con arroz y habichuelas, papas fritas, ensalada, yuca frita o plátano maduro. Más allá de una combinación de especias, nuestra cocina refleja la fusión de influencias asiáticas, africanas y francesas que han enriquecido la nuestra”, explica Sergio Gabriel Mesía, natural de la capital peruana y quien tiene a su cargo la administración del lugar y es uno de los propietarios en sociedad.

Mesía, quien completó estudios culinarios y se documentó con varios chefs de su país antes de iniciar las operaciones del restaurante, asegura que en la cocina solo hay espacio para productos frescos y que se garantiza que siempre son fieles a las recetas originales. De hecho, supimos que para reforzar ese aspecto, un chef peruano vino de visita a la ciudad para adiestrar a todo el personal de la cocina.

En este rotisserie -término que entre sus muchas acepciones se refiere a esa manera de asar a la parrilla para cocinar el alimento con calor indirecto- el rey indiscutible es el pollo asado. No obstante, el menú se diversifica con una oferta que incluye también sandwiches de pollo o lomito y cinco platos principales, entre ellos opciones con lomo saltado (carne de res confeccionada según la mezcla de la cocina peruana y oriental), arroz chaufa (arroz frito con diversas carnes y salsa de soya) y ají de gallina (pechuga de gallina deshilachada en una salsa cremosa hecha con ají).

anise-aroma-art-277253 (1)“¿Cuáles son esos ingredientes que no pueden faltar en esta cocina?”, preguntamos. “La cebolla roja, el ajo, la salsa soya y la pimienta negra son imprescindibles. Los pimientos picantes, así como los ajíes amarillos y rocotos nos llegan desde Perú”, agrega Mesía.

No le hacemos justicia a la descripción del menú si no mencionamos que también hay ensaladas, bebidas como Inca Kola y Chicha morada (hecha a base de maíz morado hervido con toques de canela, clavo, nuez, azúcar y limón). Si de postres se trata, hay tartas de chocolate, pero si se quiere algo autóctono, pues no hay que buscar más allá de un alfajor, que aunque en Argentina le agregan chocolate, aquí se prepara con harina de maizena y dulce de leche.

Te enteras de antemano que si llegas a cenar al lugar, es muy alta la probabilidad de que recibas en tu mesa dos pequeños envases con las salsas que vienen a ser la firma de la casa. Dependiendo del plato que selecciones, puedes optar por la color verde; hecha con cilantro y hierbas con un sabor picante leve, o la de tono naranja, hecha con pimiento rocoto, que es muy picante.

47a30a90ea8af0351983d646bf38eea30eab4746Las estadísticas anuncian que en San Antonio no residen tantos peruanos, pero los pocos que hay no faltan a la tradición de degustar sus platos típicos los domingos en la tarde. Durante el transcurso de la semana, un 60 por ciento de los comensales son latinos, a saber entre dominicanos, panameños y boricuas. En cualquier caso, todos premian su paladar mientras departen en un amplio salón comedor ambientado con madera y tonos ocre.

Brasa Chicken Peruvian Rotisserie abre sus puertas de lunes a viernes entre las 11:00 a.m. y 9:00 p.m. Los sábados y domingos opera de 11:30 a.m. a 9:00 p.m. Otra opción puede ser ordenar comida a través de su página web. La promesa es que cada persona invertirá unos $7.00 si opta por el pollo y cerca de $15 si prefiere un plato principal.

401242_10151302118155338_1296015905_nJosé R. Pagán Sánchez es el director editorial y editor de Vibra San Antonio. Es un comunicador puertorriqueño con 20 años de experiencia en medios impresos y digitales. Ha trabajado como reportero y editor en su isla natal, en Nueva York, y ahora en San Antonio, su nueva casa. Está disponible a través del correo electrónico jose@vibrasanantonio.com

Deja tu comentario