Olores que tu perro detesta

0
592

 

Aseguran los estudiosos del tema que tienes en tu nariz un promedio de cinco millones de células olfativas. Pero tu perro te lleva ventaja. Él tiene entre 150 y 300 millones. ¿Sabes lo que eso quiere decir? Que él detecta los olores con una intensidad que supera por mucho a los humanos. Por eso debes tener precaución con los aromas a los que expones a tu mascota.

Otro factor a tomar en cuenta es que los canes tienen una gran memoria olfativa. Tú identificas a otra persona por su imagen, pero tu perro lo hace a través del olor. Eso explica lo importante que es dejar que un perro desconocido te huela antes de tocarlo.

El equipo de la publicación Experto animal investigó sobre este peculiar asunto y comparte en su página digital información de mucha utilidad.

En primer lugar, el olor a cítricos es fatal para la nariz de tu perro. Si este aroma, como el de naranja o limón, resulta fuerte para ti, imagina para tu perro. Si él lo respira por mucho tiempo puede sufrir irritación en las vías respiratorias. Debes saber, además, que los aceites esenciales de este tipo de frutas resultan todavía más nocivos para su nariz.

Otro aroma que tu perro no tolera es el vinagre. Algunas personas usan el vinagre de manzana para eliminar el mal olor en la piel del animal. Si pones esto en práctica, mezcla el vinagre con su champú. No lo uses puro. Y evita poner la solución en su cara y cabeza.

Si tu mascota sufre una herida jamás consideres el alcohol antiséptico para desinfectar el área afectada. Mejor limpia con agua y deja que un veterinario se encargue del resto. El olor del alcohol es insoportable para tu perro, así como también el de las bebidas alcohólicas.

alcohol-bar-beverage-338627

El aroma de los esmaltes de uñas, con tantos compuestos químicos, es muy desagradable para los canes. Le produce estornudos y picor en la nariz. El quitaesmaltes no es la excepción. Para beneficio del animal usa uno sin acetona.

La limpieza de la casa puede resultar un martirio para tu perro. El cloro y el amoniaco les causan mucho daño, incluída una irritación en el esófago. Los expertos aconsejan que, en el mejor de los casos, alguien lleve a pasear al perro mientras tú limpias.

Por último, debes saber también que tu perfume, cualquiera que sea, no es agradable para el animal. Sus aromas resultan muy fuerte para su nariz, además de que lo odian porque sustituye el olor natural de tu cuerpo. Recuerda que tu perro te identifica por tu olor. No le hagas complicado el que pueda identificarte.

 

Deja tu comentario