Lo nuevo está en lo viejo

0
427

Durante varios años hablar de ambientación para el hogar ha sido sinónimo de minimalismo, la corriente artística que solo usa elementos mínimos y básicos; evitando todo lo que sobra, con la utilización de pocos accesorios. Sin embargo, los diseñadores de interiores y expertos en el tema están hablando cada vez con más frecuencia de wabi-sabi.

Vamos por partes. Empecemos por el nombre. Wabi proviene de la raíz “wa”, que implica armonía, paz, tranquilidad y equilibrio. Mientras, sabi significa “la progresión natural del tiempo, la oxidación y el brillo extinguido que una vez deslumbró”. Así lo explica el arquitecto japonés Tadao Ando al diario Clarín.

La propuesta del wabi-sabi, identificada entre las principales tendencias decorativas del 2018, se resume en tres ideas: nada es perfecto, nada es permanente y nada está completo. Agrega Ando que se trata de la esencia más pura del arte japonés al encontrar belleza en la imperfección y que está basado directamente en el budismo zen, promoviendo así la contemplación de la naturaleza y la aceptación de sus ciclos vitales.

“El verdadero sabi no se puede adquirir porque es un regalo del tiempo”, explica el arquitecto a dicha publicación. Ahora bien, aclara que “no es confundir la sencillez y simpleza de las imperfecciones de los materiales con el desorden y la suciedad”.

La experta en artes y decoradora Julie Porter Adams indica en su libro Wabi-Sabi Welcome que los espacios que siguen esta vertiente tienden a estar con poca luz, con muebles y objetos en los que el paso del tiempo dejan huella. En cuanto a colores, predominan los tonos de marrón, grises, verdes y el negro.

antique-board-decoration-237196

La revista especializada El mueble se hizo eco en su versión digital de este tema que describe como un estilo simple, cálido y natural. Hacen referencia a los topes de cocina en piedra, escritorios viejos de madera y piezas heredadas de nuestras abuelas.Se sugiere recuperar piezas antiguas o visitar anticuarios para lograr el mobiliario adecuado. Una maquinilla vieja, suelos de bambú y una butaca industrial de los años 70 resultan ideales también.

En el caso de esta publicación se mencionan colores como el blanco, arena, gris piedra, verde olivo y azul turquesa para completar la escena.

Cómo traer el wabi-sabi a tu casa, según la revista El mueble:

Opta por

  • Piezas únicas
  • Ramos de flores silvestres
  • Piezas de arte únicas, que pueden ser los dibujos de tus hijos
  • Lana, algodón o lino orgánicos
  • Luz tenue
  • Silencio y quietud

Evita:

  • Muebles modulares
  • Ramos de rosas perfectas
  • Piezas de arte en serie
  • Mármol liso
  • Textiles sintéticos
  • Luz fría
  • Tecnología

Deja tu comentario