La obesidad se comienza a combatir en casa

0
715

El buen hábito del ejercicio comienza en casa y se enseña con el ejemplo.

En un estudio publicado en el 2017 por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), se muestra que 1 de cada 5 niños padece de obesidad. Para ser un poco más precisos, 13.7 millones de niños y adolescentes estadounidenses padecen de obesidad. Entre estos:

13.9% son niños entre 2-5 años

18.4% son niños entre 6 a 11 años

20.6% son adolescentes entre 12 y 19 años

Y 33% de niños y adolescentes que residen en el Estado de Texas padecen de obesidad.

Varios estudios hechos a través de los años por la CDC muestran que la obesidad es más común en ciertos grupos étnicos. Por ejemplo, el porcentaje de obesidad que prevalece en:

Asiáticos No-Hispanos es de un 11.0%

Blancos No–Hispanos 14.1%

Negros No-Hispanos 22.0%

Hispanos 25.8%

Realmente son cifras alarmantes que no dejan duda alguna que la obesidad es un problema que afecta a millones de familias en los Estados Unidos.

Aqui explicaremos cómo identificar si nuestro hijo(a), nieto(a), sobrino(a) padece o está en riesgo de padecer obesidad y cómo erradicar el problema.

Para detectar si un niño o adolescente (entre 2 y 19 años) padece o está en riesgo de padecer de obesidad, los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) recomiendan que se calcule el Índice de Masa Corporal (IMC) o por sus siglas en Inglés BMI (Body Mass Index) del niño o adolescente.

Esto es muy fácil, al final de este artículo usted encontrará un enlace que lo llevará a una calculadora de IMC o BMI. Usted simplemente tendrá que introducir los datos (edad, estatura, sexo y peso) de la persona a medir. La calculadora le dará el rango de percentil en el que el niño o adolescente se encuentra. Una vez que tenga el rango, usted podrá compararlo en la siguiente tabla.

Categoría de nivel de peso Rango del percentil
Bajo peso Menos del percentil 5
Peso saludable Percentil 5 hasta por debajo del percentil 85
Sobrepeso Percentil 85 hasta por debajo del percentil 95
Obesidad Igual o mayor al percentil 95

Como aclaración, el BMI es una alternativa entre otros métodos directos de medición de grasa corporal. El percentil indica la posición relativa del número de BMI del niño entre otros niños del mismo sexo y edad. Su uso puede que no de los resultados adecuados si el niño o adolescente es un atleta de alto rendimiento. En este caso se recomienda usar un método de medición directa de grasa corporal como el pesaje bajo el agua.    

Una vez que se identifique la categoría de nivel de peso en el que el niño o adolescente se encuentra, y si se detecta un nivel de sobrepeso o obesidad, el siguiente paso es identificar cómo podemos ayudarle al niño o adolescente a que recupere un peso saludable. He aquí algunos puntos que debemos tener en consideración.

diet-695723_1920Para mantener un peso saludable es necesario mantener un balance entre el número de calorías de los alimentos que tomamos (ingreso) y el número de calorías que gasta el organismo (gasto). Si los ingresos superan a los gastos, es cuando se empieza a dar el sobrepeso y obesidad. Hoy explicaremos 3 de los cuatro conceptos que forman parte del gasto calórico; metabolismo basal, efecto térmico de los alimentos y ejercicio físico.

El metabolismo basal es la cantidad mínima de energía que el cuerpo necesita para sobrevivir. Para mantener un metabolismo basal saludable los hombres deben consumir 1 caloría por cada kilogramo de peso por hora. Ejemplo: 1 cal x 60kg x 24hrs = 1440 cal./día. Y la mujer debe consumir 0.9 calorías por kilogramo por hora. Ejemplo; 0.9 cal x 60kg x 24hrs = 1296 cal./día. El metabolismo basal gasta entre el 50% al 70% de las calorías totales que consumimos al día. Normalmente entre más masa muscular tenga el individuo, mayor será su metabolismo basal y por lo tanto consumirá y gastará más calorías.

El efecto térmico de los alimentos se refiere a la cantidad de energía que necesita el cuerpo en el proceso de transformar, descomponer, y absorber los alimentos que consumimos.

El ejercicio físico es esencial para prevenir y/o reducir la obesidad. Este debe representar hasta un 30% del gasto calórico total del día del individuo. El ejercicio nos ayuda a crear células musculares (masa muscular) las cuales siendo más activas gastan más energía calórica.

Digamos que un adolescente de 18 años que pesa 60 kilogramos debe consumir para mantener su metabolismo basal adecuado aproximadamente 1440 calorías al día. Pero el individuo no hace ningún tipo de ejercicio físico y diariamente está consumiendo 50 calorías más de las que gasta su cuerpo al día (1490 cal/día.) Si sigue a ese ritmo por todo un año, 50cal x 365 días, el individuo habrá acumulado 18,250 calorías extras en su cuerpo. Y como cada kilogramo de grasa tiene 9000 calorías, el adolescente había subido 2 kilos de grasa corporal en tan solo un año.

eat-3236971_1920

Si continuara a este ritmo, en 10 años habrá subido 20 kilos de grasa corporal. Si el individuo hubiese tenido el hábito de 30 minutos de ejercicio diario, muy probablemente hubiese podido mantener un peso saludable aun comiendo esas 50 calorías de más al día.

El ejercicio no solo es para atletas de alto rendimiento. El ejercicio debe ser un hábito vital para llevar una vida, en general, más sana. No solo es cuidar lo que comemos sino también tenemos que hacer uso de las calorías que consumimos. 30 minutos de ejercicio físico al día pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer de obesidad, que a su vez reduce el riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares.

people-3155982_1920El hábito del ejercicio empieza en casa porque en el mayor de los casos los niños siguen el ejemplo de los padres. La idea no es forzar al niño a hacer un deporte o a que salga a jugar. La idea es que los padres se involucren en las actividades físicas de los niños. Los padres son los principales motivadores para que el niño vea el ejercicio como algo divertido. Si el niño quiere jugar basquetbol, juegue con él. Si el niño quiere jugar futbol, juegue con él. Los padres son los que pueden ayudar a formar el hábito del ejercicio físico como algo esencial y fundamental en la vida cotidiana del niño. Y es por eso que el ejercicio es un hábito que se siembra en casa y se enseña con el ejemplo.

“Dime algo y lo olvidaré, enséñame algo y lo recordaré, ¡hazme partícipe de algo y lo aprenderé! – Confucio

Calculadora de BMI https://www.cdc.gov/healthyweight/bmi/calculator.html

OsirisOsiris Estrada sirve a la comunidad de San Antonio por medio del YMCA como Coordinador de Salud y Bienestar. Con 27 años de edad, Osiris es estudiante de doctorado en Our Lady of the Lake University, donde enfoca sus estudios en la investigación de inteligencia emocional, personalidad, rendimiento colectivo, y desarrollo de liderazgo en la juventud. Su pasión es descubrir nuevos métodos de desarrollo de liderazgo e inculcar hábitos saludables en las comunidades de San Antonio. Puedes contactarlo a su correo electrónico osirise@ymcasatx.org y para más información de programas de salud y bienestar visite la página del YMCA San Antonio https://ymcasatx.org/programs/health-and-fitness  

 

 

 

Deja tu comentario