En San Antonio desayunamos… ¡TACOS!

0
465

Es uno de esos platillos prácticos y fáciles de hacer que van conquistando corazones y paladares, ganando terreno en el campo de la gastronomía del desayuno. Hay tantas maneras de prepararlo como permita la creatividad. Se le conoce en distintas partes del país y en San Antonio este ha sido un clásico desde hace mucho. Hablo del breakfast taco, por supuesto.

Hoy, como nunca, a la hora del desayuno muchos aprovechan para saborear estos tacos que están tan arraigados en la cultura tejana y que las nuevas generaciones han contribuido a popularizar.

Tal vez la generación de los millennials, más que cualquier otra, se ha hecho cargo de dar a conocer al breakfast taco, incluso al punto de convertirlo en una comida emblemática de la subcultura hipster. Esto es especialmente cierto en la ciudad de Austin.  El editor de OC weekly, Gustavo Arellano, escribió sobre la obsesión de Austin por estos tacos. Llegó a ser tal, según Arellano, que todos en Austin creen que allí se originaron.

Existen establecimientos por toda la ciudad donde los venden y hasta se dice que esto es por lo efectivo que es el breakfast taco para la resaca (ya todos sabemos que en Austin también les gusta la fiesta). Sin embargo, Arellano asegura que en Austin se equivocan.

Y es que desde siempre en la región del Valle y subiendo hasta San Antonio ha existido la costumbre de comer los breakfast tacos antes de que fueran populares en Austin, y bueno, en cualquier parte del mundo.  Este editor lo resume así: “San Antonio nunca tuvo que presumir de su amor por los tacos de desayuno, allí simplemente, se le llama desayuno”. Un motivo más por el cual sentirnos orgulloso del legado gastronómico de la ciudad del Álamo.

En el blog Hilah Cooking, la cocinera Hilah Johnson nos advierte que no debemos confundir el breakfast taco con el breakfast burrito. ¿Cuál es la diferencia? Johnson dice que aunque la única diferencia es el tamaño de la tortilla, esto es un detalle fundamental. Mientras un burrito de desayuno es grande y se puede deshacer en tus manos, el taco es más manejable, no se deshace, y al ser pequeño es posible comer dos o tres con distintos ingredientes. Tener mayor variedad es siempre una ventaja.

Podemos comer estos tacos con papas, huevos revueltos, un poco de salsa algo picosa y, quizás, frijoles o si apetece más, aguacate. Para mí siempre debe haber un poco de queso rallado o fresco y me encanta cuando lleva un toque de cilantro en algún lado.

¿Las tortillas? De maíz o de harina, pero siempre son más ricas mientras más frescas sean. Algunas personas les ponen salchicha y para otros el chorizo no puede faltar. Con fajitas, brisket, bacon, no importa mientras se le antoje. Es que, verdaderamente, para los gustos se hicieron los colores.

En nuestra ciudad de San Antonio, Rolando’s Super Tacos es un establecimiento que ha sabido cumplir con la tradición del breakfast taco por generaciones. Cada día acuden decenas de personas a disfrutar de los super tacos que por su tamaño no decepcionan a nadie. Rolando’s Super Tacos se encuentra en la avenida West Hildebrand y no debe ser pasado por alto para quien presuma de conocer bien a San Antonio. El servicio es excelente, además.

Otro de los preferidos se trata de la cadena de restaurantes Torchy’s.  Con un toque que pone el énfasis más en el “tex” que en “mex”, los breakfast tacos aquí son muy populares y se disfrutan a cualquier hora del día. El colorido y las salsas que ofrecen son algo único. Están ubicados en el centro comercial Shops at Lincoln Heights, del área noreste de la ciudad.

Se puede decir que en la ciudad de Nueva York la gente seguirá corriendo a tomar el subway con un café en una mano y un bagel en la otra, mientras en Miami siempre se servirá espresso al estilo cubano con el desayuno, pero en las calles de San Antonio, cuando ataque el hambre en la mañana, siempre escucharemos a alguien decir: ¡Un taquito!

20180717_135709_HDREl autor se ha desempeñado como educador en diferentes áreas en las que ha ejercido como líder, tanto en el ámbito  escolar como en el sector del voluntariado y obra social. Graduado de Administración de Empresas y con experiencia en la industria de la hospitalidad y turismo. Radica desde 2017 en San Antonio, donde siempre que puede da rienda suelta a su afición por interactuar con diferentes culturas y lugares.

Deja tu comentario