10 consejos para que el estrés no acabe con tu calidad de vida

0
677

Los compromisos diarios y las responsabilidades de trabajo, familia y personales tienen a millones de personas al borde de un ataque de nervios, y no es broma.

El estrés es causa directa e indirecta de la gran mayoría de las enfermedades como hipertensión, diabetes, erupciones en la piel y ataques de asma, por mencionar algunas.

Estar constantemente bajo estrés puede producir perjudiciales cambios en tu metabolismo: limita tus horas de sueño, comes a deshora y cuando comes no tomas las mejores decisiones alimentarias, tu corazón está agitado todo el tiempo, puedes desarrollar problemas de calvicie, úlceras, piel seca, sobrepeso, hipertensión, solo por mencionar algunas condiciones.

La buena noticia es que está en tus manos hacer algo por mejorar tu situación. Hace años estuve en una situación similar y cuando comenzaron a aparecer complicaciones de salud decidí romper con el ciclo vicioso y hacer algo por mí.

Aquí comparto contigo lo que me ayudó a estar mejor y retomar mi salud y mi calidad de vida.

  1. Sé realista con los compromisos que puedes aceptar. Es necesario decir no cuando no puedes cumplir. La honestidad es más apreciada que la justificación al quedar mal con un compromiso. No te sobrecargues.
  2. Sé egoísta con tus horas de sueño. Dale la oportunidad a tu cuerpo para que descanse. Proponte la meta de dormir no menos de 6 horas diarias.
  3. Evita el café, el azúcar y otras bebidas con cafeína cuando estás bajo estrés. Que tu último sorbo de bebida con algunos de esos ingredientes sea 8 horas antes de dormir. Elige agua, jugos naturales o té descafeinado.
  4. Practica la respiración profunda. Haz el siguiente ejercicio: Acuéstate cómodamente con manos y pies descruzados. Cierra los ojos; concéntrate en tu respiración. Inhala despacio contando mentalmente del 1 al 4. Sostén la respiración y cuenta del 1 al 7. Exhala despacio contando del 1 al 8. Practica este ejercicio 5 veces.
  5. Desconéctate del celular y de la computadora 1 hora antes de dormir. Para algunas personas es imposible, pero el esfuerzo vale la salud. Es posible, inténtalo. ¡Libérate por 1 hora!
  6. Sal a caminar o practica alguna actividad física. Solo necesitas 30 minutos para canalizar las tensiones del día. Si tienes una mascota que puedas sacarla a pasear, es ideal y notarás que el tiempo se irá rápido. Llévate una botellita de agua.
  7. Come liviano antes de ir a la cama. Elige ensaladas y frutas en vez de comida pesada. También puedes comer barras de granola o cereal. Evita la carne y comida grasienta dos horas antes de dormir.
  8. Bebe té. Algunas alternativas para tés sin cafeína son lavanda, manzanilla, camomila y de especias como anís estrellado, clavos y canela. Asegúrate de que sea descafeinado. Si prefieres endulzarlo, usa azúcar negra, agave o miel. Si eres diabético, entonces usa stevia.
  9. Date una ducha relajante. Que el agua tibia corra por tu cuerpo y usa un gel de baño que tenga lavanda, o una mezcla de ingredientes que te relaje y te permita dormir.
  10. Apaga el televisor 1 hora antes de dormir. La idea es que tu cuerpo baje revoluciones y  se prepare para descansar.

26165289_1557284464358384_6528796272224968913_nLa autora es terapeuta del masaje, especializada en manejo del dolor, instructora de baile, periodista, amante de la naturaleza, la lectura y la música. De trabajar en una sala de redacción 12 horas al día, cambió su estilo de vida radicalmente mejorando su nutrición, practicando yoga, meditación, dedicando tiempo para cuidar su mente, cuerpo, espíritu y ha decidido compartir lo aprendido en este proceso con otros y conozcan que tener un mejor estilo de vida es posible. Está disponible a través del correo electrónico yami@benestarepr.com y puedes visitar su plataforma digital en http://yamiotero.com/

 

Deja tu comentario